dolores.jpgEl siguiente texto aparece en el blog de Dolores Reig. Dolores es una intelectual de los nuevos medios, de la WEB 2.0 que comparte su conocimiento en línea. Su sitio WEB es, sin duda, uno de los espacios donde podemos aprender mucho acerca de la utilización del ciberespacio para la educación y la construcción del conocimiento. Este artículo a continuación, explica sobre la construcción social del conocimiento y aparece en su versión original en este enlace. Lo republicanmos aquí sólo con el propósito de facilitar nuestra clase pero invito que se suscriban vía RSS al blog de Dolores para permanecer actualizados en este tema...

Evidencia científica sobre el aprendizaje social.


Hemos hablado mucho, aquí, en la web social, de cómo el aprendizaje cambiaba, o ampliaba sus posibilidades en el sentido de poder compartir y aprender de lo que otros comparten.
Tenéis, en la presentación sobre Open Social Learning que completa este post, un resumen de las tendencias asociadas a este tema.
Destacaría ahora el Conectivismo, de cuya definición en wikipedia recojo dos principios y que partía del potencial en la red para la formación:
  • El aprendizaje y el conocimiento yace en la diversidad de opiniones.

  • El aprendizaje es el proceso de conectar nodos o fuentes de información.
Pues bien, recientes hallazgos publicados en la revista Science, en neurociencia, psicología y aprendizaje con máquinas, apoyan las teorías que defendíamos e incluso la misma noción de inteligencia.
Surgen así tres principios de la experiencia interdisciplinar: el aprendizaje es computacional, es social y es soportado por circuitos de conexiones cerebrales entre percepción y acción.
social_learning_r7g3
social_learning_r7g3

“No estamos, como Robinson Crusoe en su isla, solos en un mundo que debemos entender”, comenta Andrew Meltzoff, Psicólogo y autor del paper que resumo y co-director del Instituto para el Aprendizaje y las Neurociencias.
El aprendizaje durante toda la vida y el rápido aprendizaje de los niños de cosas como el lenguaje y el entendimiento social se basa en las interacciones sociales:
“Las interacciones sociales son más importantes de lo que pensábamos y explican el aprendizaje temprano. Los humanos aprendemos mejor de otros humanos, lo cual refuerza la importancia del tiempo pasado por el tutor con el niño”.
“Tenemos una computadora entre los hombros. Generamos contínuamente estadísticas, incluso de forma inconsciente. Los niños, ya a los 8 meses, aprenden escuchando, simplemente, a partir de la información estadística que van generando”
Meltzoff afirma también la bidireccionalidad del aprendizaje, así como lo que entendemos por Aprendizaje informal y Educación expandida:
Los investigadores creen que hay que incorporar aspectos de aprendizaje informal, de la forma en que los niños aprenden fuera de la escuela, a las aulas.
Los niños pasan el 80% de su tiempo fuera de la escuela, aprendiendo de forma entusiasta en museos, centros comunitarios, juegos online, etc… Muchas de esas cosas tienen un alto componente social y existen claves que indican la necesidad y dirección sobre cómo el aprendizaje informal puede ser aplicado a la escuela para potenciar el tradicional.
Parece que los niños no aprenden demasiado de la televisión, pero la tecnología puede jugar un papel importante en el aprendizaje: La investigación muestra cómo los niños son más receptivos ante robots sociales, más humanos en apariencia y más interactivos.
Cuanto más se parece la interacción con máquinas a la interacción con humanos, (y eso explica el porqué el aprendizaje multimedia o las máquinas de aprender de Skinner no funcionaban), más aprendemos (niños y adultos), dice Kuhl.
Los niños de hoy usan tecnologías potentes: Facebook, Twitter o los mensajes de texto enriquecen la interacción social. Usándolas, los niños aprenden a resolver problemas de forma colaborativa.
La tecnología permite, además, crear redes distribuidas en las que depositar y extraer información, crear mundos de conocimiento.